fbpx
AQUÆ
Image default
salud

"Marcas de cuidado": apoyar en lugar de vender a toda costa

Tiempo de lectura: 3 minutos


En el momento de la pandemia de COVID-19, la contribución de las marcas para manejar la crisis de salud es un criterio de compra importante para los consumidores. Estos últimos también están a favor de las empresas que ofrecen soluciones a las dificultades vinculadas a la pandemia, y que hablan de ella.

Más allá del impacto en nuestra forma de vida, la crisis de salud está provocando un cambio en los hábitos de consumo y expectativas públicas en marques. De hecho, ahora parece fundamental actuar a favor de la salud y la seguridad, tanto para los compradores como para los empleados, proveedores y la sociedad en general. La disposición de las empresas a presentar soluciones durante la crisis configura el futuro comportamiento de compra franceses. La capacidad de mostrar empatía es un criterio de juicio importante. 

En otras palabras, las marcas que adoptan el " resolver, no vender ”(“ resolver, no vender ”) tendrá éxito. 20e Edelman Trust Barometer, en su edición especial sobre la confianza en las marcas en la era del COVID-19, nace un nuevo concepto: " marcas que cuidan ". 

Contribuya a la gestión de la crisis ... y dígalo alto y claro

Para negociar mejor este cambio y convertirse en una “marca solidaria”, predominan cuatro ejes, según Edelman. 

  •  « Pofrecer soluciones, no productos para vender a toda costa ". No es posible retomar una actividad como antes, sin tener en cuenta la crisis. Los consumidores favorecen a las empresas que han creado o están evolucionando su negocio como resultado. Por ejemplo, al embarcarse en la fabricación de productos de emergencia o destinado a resolver las dificultades asociadas con la pandemia. Incluso se espera una vocación solidaria. Ofrecer artículos destinados a los cuidadores u otros profesionales afectados, o al menos rebajar sus precios, parece especialmente apropiado.
  • Comunicación y publicidad adaptado a la situación. Concretamente, hacer cambios organizativos o productivos a favor del bienestar de los empleados, los consumidores y la sociedad es bueno. Hablar de eso es mejor. Como prueba, el 76% de los franceses se están moviendo hacia marcas que apoyan abiertamente a las personas afectadas por COVID-19, la mayoría no presta atención a nada que no concierna a COVID y algunos consumidores incluso se han alejado de marcas cuya respuesta a la crisis se consideró inapropiada. Por tanto, conviene centrar la comunicación en cómo los productos y servicios superan la situación. Por el contrario, los mensajes sobre productos no relacionados con la pandemia son relativamente inaudibles. En cuanto al tono de los mensajes, se trata de permanecer preferentemente serio, siendo la situación ciertamente poco propicia para el humor. Los médicos y las autoridades sanitarias representan los portavoces más creíbles de una marca, incluso antes que los expertos de la marca en cuestión y su fundador. Conclusión: para explicar cómo sus productos pueden manejar mejor la crisis, pida hablar a un profesional de la salud.
  • Apoya tu ecosistema. No se trata solo de ayudar desarrollando productos de emergencia, sino también de apoyar a los empleados, especialmente en el caso de dificultades personales. Proteger la salud de todo su ecosistema debe ser la vocación principal de una empresa, incluso si eso significa incurrir en una pérdida financiera. En resumen, se propone una forma de asistencia social. La empresa se convierte en la cuna de una comunidad con los que los empleados pueden contar.

Colabora con el gobierno

Finalmente, el último punto, pero no menos importante, que destaca el barómetro es este creciente espíritu de colaboración. Las empresas deben darse cuenta de que tienen un papel principal jugar para toda la sociedad en el período actual. Su implicación a favor del bien común es necesaria, porque pueden convertirse en relé gobierno y organizaciones cuando no cuentan con recursos suficientes para responder a nuevos problemas. Ya han surgido varias iniciativas. Por ejemplo, muchas estructuras han participado gentilmente en la producción de materiales de protección para profesionales de la salud. Otros proporcionan comidas o incluso habitaciones de hotel para los cuidadores, etc. 

« Hoy en día, los consumidores juzgan una marca por su impacto a favor del interés general. Cualquier ofensiva comercial y de marketing excesivamente cruda se rechaza enérgicamente. Sin embargo, vemos excepciones cuando se trata de apoyar el espíritu empresarial, mantener el empleo y proteger a los agricultores. Se reconoce y acepta el papel que todos pueden desempeñar al servicio de la economía local. Es el regreso del Made in France. Más que nunca, las marcas que crean valores en la región serán favorecidas por ciudadanos conscientes del impacto económico de sus compras »Desarrolla Amelia Aubry, director general especializado en temas de marca en Edelman.

© Elizabeth Lies - Unsplash

Leer también ...

Plaguicidas: ocho lagunas mediterráneas están contaminadas 

EQUIPO AQUAE

COVID-19: ¿contaminarán los humanos a los mamíferos marinos en peligro de extinción?

EQUIPO AQUAE

¿Será marino el coronavirus de mañana?

EQUIPO AQUAE
Traducir »
X